Wednesday, December 3, 2008

Mi futuro?

Estar en el último año de la universidad me trae un montón de emociones. Me da mucha pena tener que decir adiós a todos mis mejores amigos que he conocido aquí. Pero a la vez, me siento muy emocionada cuando pienso en lo que va a pasar en el futuro.

Desde que llegué a España, he estado enamorada del país. Aunque soy americana, desde niña he tenido una fascinación con Europa, sus países, y sus culturas. Al volver a los estados unidos, me he dado cuenta de que me hace falta vivir en España más tiempo. Cuatro meses no basta. Por eso, mi futuro incluye volver a España (todavía no se en qué ciudad) y enseñar inglés. Estoy en el proceso de completar y entregar mi solicitud. Eso también me pone nerviosa. No sé qué va a suceder al volver al país que me enamoró, pero estoy segura de que necesito estar allí: lo siento en mi alma.

Monday, December 1, 2008

Lo que no debería de haber hecho durante las vacaciones de Thanksgiving

Me encanta la comida. Todos los tipos de comida: no discrimino. Si no me crees, fijate a mis fotos de niña, en las que salgo gordita. Además soy golosa. Todas estas características combinan para hacer una mezcla fatal. Ahora que soy más mayor (jeje) tengo que estar muy consciente de lo que como. Intento comer muchas verduras y frutas, pero una vez al año viene la celebración más esperada por los glotones (la palabra la he inventado—foodlovers?)—Thanksgiving.

El año pasado, pasé Thanksgiving en TGIFridays con mis amigas americanas en Madrid. Entonces este año hacía dos años que no había comido el Thanksgiving, y estaba dispuesta a comer de todo.

No debería de haber comido tanto. Me comí el pavo, el relleno, el puré de patatas, las batatas, las judías verdes, salsa de arándanos, y la lista continúa. Después, comí el postre, la tarta de calabaza. Obvia decir que me sentí gordísima, como si tuviera ocho años una vez más.

Ahora estoy a dieta.