Tuesday, August 26, 2008

¿Quién será esta Sarita(h)?

Hay muchas que se llaman “Sarah” en este mundo, ¿no? Me gustaría pensar que soy diferente a los demás, pero hasta mi primer año del instituto, no sabía exactamente cómo era tan distinta. Bueno, desde que yo era pequeña, había sido muy apasionada, un poco exagerada, y hablaba demasiado, pero a mí me parecía muy normal. Entonces durante ese primer año del instituto conocí a alguien muy importante: una cubana. Y esa cubana no era una cubana cualquiera; era mi profesora de español. Señora Burtch me animaba, “Sarah, ¡puedes ser bilingüe! Sólo tienes que estudiar el español cuatro años en el instituto, cuatro años en la universidad, y mudarte a un país hispanohablante.” El plan me pareció genial, y decidí perseguirlo. La razón que hablo tanto de mis experiencias con el español en cuanto a mí es porque verdaderamente ha cambiado mi vida. He encontrado otro mundo lleno de gente como yo, apasionada, exagerada, y seguro que hablan demasiado. Aunque te puedo decir que, “tengo veintiún años, soy de Nueva Orleans, y estoy en mi último año de la universidad,” es mejor dicho que el español me cambió y ya no soy una Sarah cualquiera.